English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
"El Señor no mira tanto la grandeza de las obras como el amor con que se hacen." Santa Teresa de Ávila
gadgets para blogger

jueves, 25 de agosto de 2016

Experimento “un día sin internet”: mira lo que les pasó a los adolescentes

Foto: Freepik 

La psicóloga infantil Yekaterina Murashova describe en su libro un interesante experimento que muestra lo que ocurrió cuando a un grupo de adolescentes se les privó de acceso a Internet y tecnología moderna durante un día. Merece la pena pegarle un vistazo, igual sacas alguna que otra interesante conclusión.

Los chicos, de edades entre 12 y 18 años, pasaron voluntariamente 8 horas solos y sin acceso a ningún medio de comunicación (móvil, internet, etc). Tenían prohibido encender el ordenador y cualquier otro aparato eléctrico, como la televisión o la radio. Pero sí que se les permitía participar en actividades “clásicas”: leer, escribir, tocar instrumentos musicales, pintar, cantar, etc.

Murashova quería probar su hipótesis de que en la actualidad, las generaciones jóvenes están demasiado entretenidas en cosas sin importancia, son incapaces de encontrar maneras de estar ocupados y están completamente alejados de la idea del mundo real. 

De acuerdo con las reglas del experimento, los niños tenían que explicar al día siguiente cómo habían hecho frente a estar solos en esas condiciones. Podían describir cómo se sentían en el momento del experimento, y llevar un registro de sus acciones y pensamientos. Si hubiera algún caso de ansiedad, estrés o malestar extremo, el experimento se detendría inmediatamente, se registraría el tiempo y la razón de por qué ese chico o chica ha terminado.

A primera vista la idea parece bastante inofensiva. Es por eso que la psicóloga que lo organizó creyó erróneamente que el experimento era totalmente seguro. Nadie se esperaba esos resultados. Sólo 3 de los 68 participantes llegaron al final del experimento -1 chica y 2 chicos. 3 de los participantes tuvieron pensamientos suicidas. 5 de ellos experimentaron ataques de pánico intensos. 27 experimentaron síntomas como náuseas, sudoración, mareos, sofocos y dolor abdominal. Casi todos los participantes experimentaron sentimientos de miedo y ansiedad.

La novedad de la situación, y su interés y alegría por estar solos se desvaneció en la mayoría de ellos a las 2-3 horas de haber empezado. 10 de los que abandonaron empezaron a sentir ansiedad solamente 3 horas después de haber empezado.

Uno de los experimentadores recuerda: “La niña que llegó al final me trajo un diario en el que describía detalladamente cómo se sentía a la octava hora. Después de leer varios empecé a experimentar algunos de los síntomas ansiosos que habían sentido muchos de ellos”.

¿Qué hicieron los adolescentes durante el experimento?

  • Cocinaron y comieron
  • Hicieron tareas de clase (el experimento se hizo en vacaciones, pero muchos de ellos cogieron el libro de tareas como símbolo de desesperación)
  • Miraban por la ventana o se paseaban por la habitación
  • Montaron puzzles y figuras de Lego
  • Pintaron
  • Se ducharon
  • Leyeron o intentaron leer
  • Jugaron con su perro/gato
  • Hicieron ejercicios físicos como abdominales o flexiones
  • 3 escribieron poesía o prosa
  • 1 chico estuvo 5 horas dando vueltas montado en los autobuses de su ciudad
  • 1 chica hizo bordado
  • 1 chico se fue al parque de atracciones
  • 1 chico se paseó por su ciudad de punta a punta (25 km)
  • 1 niña se fue al museo
  • Otro al zoológico
  • 1 niña rezó
  • Casi todos intentaron dormir, pero ninguno lo consiguió

Al terminar el experimento, 14  de los adolescentes se conectaron inmediatamente a las redes sociales, 20 llamaron a sus amigos desde su móvil, 3 llamaron a sus padres y 5 fueron a visitar a sus amigos en persona. Otros encendieron la televisión o se sumergieron en sus juegos de ordenador.  Además, la mayoría de ellos se pusieron rápidamente los auriculares.

Todos los síntomas de estrés desaparecieron inmediatamente al acabar el experimento.

63 de ellos admitieron que el experimento les había sido útil para conocerse mejor a ellos mismos. 6 repitieron el experimento por su cuenta y aseguraron que en la segunda, tercera o quinta vez se las arreglaron para aguantar todo el día sin arrastrar problemas graves.

Al describir lo que sentían durante el experimento, 51 personas utilizaron expresiones como “dependencia”, “parece que no puedo vivir sin…”, “dosis”, “Necesito…”, etc. Todos, sin excepción, dijeron que se habían sorprendido mucho de los pensamientos que cruzaban por su mente durante el experimento, pero eran incapaces de analizarlos racionalmente debido a su estado psicológico.

Uno de los niños que completó con éxito el experimento pasó las 8 horas pegando un velero, con un descanso para comer y otro para pasear al perro.  Otro estuvo ordenando todas sus cosas. Ninguno de ellos experimentó emociones negativas durante el experimento. 

Publicado originalmente por EuroResidentes.com

     http://lafamilia.info/index.php/hijos/hijos-y-tecnologia/140-hijos/hijos-y-tecnologia/2109-experimento-un-dia-sin-internet-mira-lo-que-les-pasa-a-los-adolescentes

miércoles, 24 de agosto de 2016

8 Cosas que los padres pueden hacer ante el sexting

Foto: jeshoots.com 

¿Sabes qué es “sexting”? ¿Sabes si tus hijos alguna vez lo han hecho? Si tienes dudas, es mejor que continúes leyendo.

El “sexting” se trata de exhibicionismo online o envío de imágenes con poca ropa o en posiciones eróticas, que en la mayoría de los casos inicia como una actividad inocente entre los adolescentes. Algunos de ellos lo hacen por la presión que ejerce su grupo de amigos, otros por lograr aceptación de sus iguales, otros por divertirse y otros por “demostrarle cariño” a ese chico(a) que le gusta. Lo cierto es que en ningún caso, miden las consecuencias que esto puede ocasionarles.

Todo surge cuando los adolescentes deciden tomarse fotos o videos con las características descritas y las envían inocentemente a un chico(a) que quieren conquistar, pues confían en que el receptor se quedará con las imágenes. Sin embargo, la mayoría de las veces dichas imágenes suelen transmitirse de persona en persona hasta proliferarse en la web rápidamente, dejando al protagonista de la foto o video en boca de todos (ver video al final de la nota).

 Según los expertos, las causas de este fenómeno van desde la desatención familiar hasta el mayor acceso a los medios tecnológicos sin el control y orientación de los padres, situación que pone en riesgo a los chicos quienes no poseen el criterio para medir lo que implica subir a la web o enviar por celular fotos o videos íntimos.

¿Qué pueden hacer los padres?

Algunas recomendaciones para orientar a los hijos ante esta “moda”:

1. Formarles conciencia acerca de la importancia de su cuerpo y su integridad en general.

2. Mostrarles las consecuencias que tiene el tener este tipo de prácticas.

3. Fomentar su autoestima, un chico o chica con alta autoestima y un buen sentido de sí, no permitirá que esto le ocurra.

4. Enseñarles la importancia de no reproducir o reenviar este tipo de mensajes en caso de que reciban alguno.

5. Crear un vínculo de confianza con los hijos, de forma que se puedan comunicar de manera asertiva y así asegurarse que sean los padres las primeras personas contactadas en caso de necesitar ayuda.

6. Orientar a los hijos hacia el uso responsable de la tecnología y los riesgos asociados a ella. Si se le va a dar un celular a un menor, se le debe explicar para qué es, lo que pueden hacer con él y lo que no.

7. No prohibirles el uso de tecnología. Comúnmente la curiosidad, acompañada de la restricción de los padres, conlleva a que los chicos busquen la información a través de amigos y de una manera irresponsable.

8. Sí limitarles su uso. Es importante que en casa se establezcan unas normas de uso de la tecnología: establecer horarios, limitar los planes de conexión a internet, instalar filtros de seguridad, entre otros. Ahora los niños tienen su propio móvil a edades tempranas y esto aumenta las probabilidades de riesgo.

Educar en el amor

La mejor manera de cuidar la integridad de nuestros hijos es hablarles de las repercusiones que tiene usar la sexualidad como un objeto de placer que se utiliza sin tener en cuenta las repercusiones que a corto y mediano plazo ello representa (desvirtuar el verdadero sentido del amor).

La sexualidad basada en el amor y en el respeto debe ser educada con mayor relevancia en la adolescencia, etapa de la vida donde la afectividad puede vivirse con desenfreno e irresponsabilidad. La tarea de los padres es promover una sexualidad basada en la dignidad de la persona, que no otra cosa que el respeto del propio cuerpo y del otro. La sexualidad vivida desde esta perspectiva, es una donación de intimidades que parte de una entrega total como lo es el verdadero amor.





martes, 16 de agosto de 2016

En homenaje a los Niños mártires de Acosta Ñu



LOS NIÑOS MÁRTIRES DE ACOSTA ÑU

¿Dónde nace el heroísmo? ¿Dónde la risa de un niño?
¿Hasta cuándo el sacrificio de morir?
La patria era un río de sangre desbordada, llegaron aún más días insaciables,
Insatisfechos de muertes y agonías. Y llegó Acosta Ñu
Donde murieron los pájaros del mundo y su alegría,
Donde la risa infantil quedó cuajada en mil charcos de sangre adolescente,
Donde la patria envejeció cien años por la muerte de los niños combatientes.

Allí donde asumen los trinos su descanso herido colmado de azul
Duermen su sueño vencido los mártires niños de Acosta Ñu.
Eran cual aves que un día cambiaran su risa por lanza y fusil
Para la patria que ardía hasta el fin en su sonrisa infantil.

No volverán tal vez las mariposas a posarse en las flores de esos campos,
Flotaran simplemente tal vez custodiando eternamente su descanso.
Para la patria que ardía hasta el fin en su sonrisa infantil.

Ya han de volver los niños en setiembre cuando la primavera inicie sus aromas,
Con una verde sonrisa adolescente poblada de trinos y palomoas.
Eran cual aves que un día cambiaran su risa por lanza y fusil
Para la patria que ardía hasta el fin en su sonrisa infantil.

¿Dónde nace el heroísmo? ¿Dónde la risa de un niño?
¿Hasta cuándo el sacrificio de morir?


********************************
Homenaje a los Niños mártires de Acosta Ñu, Eusebio Ayala (Barrero Grande)








viernes, 12 de agosto de 2016

Cómo trabajar desde casa y no morir en el intento


El mundo laboral está migrando hacia nuevos horizontes. Las estructuras rígidas cada vez se hacen obsoletas y todo apunta a estándares más flexibles e igualmente eficientes. De ahí que una organización pueda funcionar perfectamente a través de colaboradores que se encuentran en diferentes sitios, ciudades e incluso países, conectados entre sí gracias a las nuevas tecnologías. Por eso, cada vez es más común el teletrabajo o también llamado “home office”, la modalidad laboral en la que el trabajador desempeña su actividad desde casa tal como lo haría en una oficina.

Esto sin duda representa muchas ventajas tanto para las empresas como para los trabajadores, entre las que se destacan la posibilidad de conciliar la vida laboral y la personal. No obstante, este modo de trabajo requiere autodisciplina y buen manejo del tiempo. Los siguientes son algunos consejos para los principiantes en el tema:

1. Acondiciona un lugar de la casa para trabajar

No se puede trabajar desde el sofá, la cama o el comedor. Es muy importante tener un espacio tipo oficina, con una buena silla, escritorio, iluminación y ventilación. Esto facilitará la concentración, el orden y también el bienestar como trabajador.

2. Levántate temprano

El hecho que no tengas que desplazarte a una oficina, no quiere decir que puedas dormir hasta la hora que quieras. Pon el despertador, levántate y comienza la jornada laboral como si fueras para tu lugar de trabajo.

3. Báñate apenas te levantes

Muchas personas comienzan a trabajar sin asearse y cuando menos piensan ya es media tarde y aún están en pijama! Tomar una ducha a primera hora hace que te despiertes, estés más fresco y concentrado para empezar la jornada.

4. Establece los objetivos a cumplir

La improvisación en esta modalidad laboral no es una buena idea. Por eso, a primera hora del día, revisa los objetivos que tengas que cumplir y organiza la jornada para hacerlo, así tendrás un mejor manejo del tiempo.

5. No trabajes de noche

A no ser que tu trabajo así l exija. Pero no trabajes de noche cuando tienes el día entero para hacerlo. Las horas nocturnas deben dedicarse al descanso, las actividades sociales, familiares, etc.

6. Haz pausas cortas

Así como lo harías en una oficina. Camina un poco, come algo, y retoma el trabajo.

7. Concéntrate en una sola tarea

No estés picando entre la computadora y la organización de la casa, por ejemplo. Cada actividad a su debido tiempo.

8. Sal de casa

Cuando finalices los objetivos del día realiza alguna actividad fuera de casa: date una pasada por el supermercado, haz las diligencias pendientes, ve al parque con tus hijos, a cenar con tu pareja, haz deporte… ¡despéjate un poco! Con el paso de los días el encierro puede volverse algo tedioso e incluso poco conveniente para el bienestar emocional. También puedes trabajar algunas veces desde un café, una biblioteca de la ciudad o un sitio al aire libre.    



jueves, 11 de agosto de 2016

Decálogo para saber envejecer



El verano y las vacaciones son, sin duda, una época propicia para rejuvenecer, para mostrar nuestra mejor silueta, para considerarnos más en forma.

Todo el mundo quiere ser joven y parecerlo. Incluso las personas de edad más avanzada. Quizás porque, como decía alguien, "nada nos hace envejecer con mayor rapidez que el pensar incesantemente en que nos hacemos viejos". Por eso, lo mejor será pensar que aún somos jóvenes.

Como suele decir Manuel Alcántara, con su fino humor: "Y dentro de cien años, cuando todos seamos jóvenes...". Pues, eso. Acaso lo más interesante, y además, gran verdad, sea pensar que "toda edad tiene sus propios frutos; hace falta saberlos recoger". Para quien quiera conocer los secretos de "saber envejecer", valga este decálogo fácil y sencillo.

1. "Cuidarás tu presentación cada día". Arréglate como si fueras a una fiesta. ¡Qué más fiesta que la vida! Que al verte se alegren los ojos de los demás.

2. "No te encerrarás en tu casa ni en tu habitación". Saldrás a la calle y al campo de paseo: "El agua estancada se pudre".

3. "Amarás el ejercicio físico". Un rato de gimnasia, una caminata razonable dentro o fuera de casa, por lo menos abrir la puerta, regar las rosas, contestar el teléfono.

4. "Evitarás actitudes y gestos de viejo derrumbado". La cabeza gacha, la espalda encorvada, la mirada perdida, no favorecen nada. Que la gente diga un piropo cuando pasas: "¡Qué recto va el señor! ¡Qué guapa la señora!".

5. "¡No hablarás de tu edad, ni te quejarás de tus achaques reales o imaginarios!". Acabarás por creerte más viejo y más enfermo de lo que eres. A la gente no le gusta oír historias de hospital. Cuando te pregunten cómo estás, dirás que. ¡muy bien!

6. "Cultivarás el optimismo sobre todas las cosas". Al mal tiempo, buena cara. Sé positivo y`de buen humor. La vejez no es cuestión de años sino un estado de ánimo. El corazón no envejece.

7. "Tratarás de ser útil a los demás". Ayuda con una sonrisa, un consejo, un servicio. No te coloques el cartel de "inservible".

8. "Trabajarás con tus manos y con tu mente". Haz lo que puedas. El trabajo es la terapia infalible.

9. "Mantendrás vivas y cordiales las relaciones humanas". Desde luego, las que se anudan en el hogar, integrándote a todos los miembros de tu familia.

10. "No pensarás que todo el tiempo pasado fue mejor". Deja de estar condenando tu mundo y maldiciendo tu momento.

Fáciles consejos que todos podemos poner en práctica. Nos irá fenomenal.


Por: Antonio Gil | Fuente: http://www.religionenlibertad.com 

miércoles, 10 de agosto de 2016

25 Maneras de mostrarle a tu mujer que la amas

martes, 9 de agosto de 2016

El deseo, la raíz del sufrimiento



Todas las personas hemos sufrido unas más que otras a pesar, de que a nadie nos gusta sufrir.

Pero ¿por qué sufre la gente? Porque hay algo deseado que no tenemos,
lo estamos perdiendo o tal vez es tarde para recuperar lo que deseamos, esto es: el amor de alguien, el no ser correspondidos como uno quiere que nos quieran, el no tener aquel coche o trabajo, solvencia económica etc.
La solución para acabar con dicho estado anímico sería dejar de desear, pero esto es imposible puesto que la mente es insaciable.

Es por eso que debemos de aprender a desarrollar nuestra capacidad de anhelar sin quedarnos pegados al deseo, a ser una persona feliz aceptando nuestra realidad, sin aferrarnos a un pasado el cual está muerto, a un futuro incierto. ¿Preocuparme? Únicamente por mi presente.

Viviendo así al máximo cada uno de mis días, dando siempre lo mejor de mi persona a los que me rodean dejando a un lado el egoísmo, el pesimismo. Simplemente dando lo mejor para esperar lo mejor, aunque las cosas no salgan como uno quiere y al tiempo que uno quiere, es porque algo mejor está por llegar a nuestra vida.

Yo siempre he vivido con esta manera de pensar, es lo que verdaderamente funciona, dejando a un lado la añoranza por lo que ya no está conmigo.


Por último permite que todos los sucesos sucedan.

                                

sábado, 30 de julio de 2016

Amigo...


Es aquel que no te confunde, que no te usa para beneficio propio.
El que sus palabras no hieren, aunque nos hable a veces con rudeza, pues es por nuestro bien.
 
El que hace que los corazones latan al unísono, el que soporta y comparte nuestras alegrías y nuestras tristezas, el que nunca se cansa de aconsejarnos, el que discrepa en muchas cosas con nosotros,  pero no trata de cambiarnos.
 
El que nos da su hombro para llorar, aunque lo empapemos con nuestras lágrimas.
El que jamás nos dice: no tengo tiempo, el que lo deja todo para estar a nuestro lado cuando lo necesitamos.
 
El que acude cuando lo llamamos, aunque sea para una pavada.
Con el que podemos hablar sin que nos interprete mal
El que no nos trata como niños, por nuestras ocurrencias tontas.
 
El que nunca se cansa, el que es un verdadero amigo al que podemos acudir sin que nos reproche nada, y está ahí, siempre ahí.
 
El que confía siempre en nosotros, el que no hace caso de calumnias ni de chismes de quienes quieren separarnos. El que no inventa idilios para darnos celos, porque nuestro amor es más inmenso, ya que es el amor que Dios nos enseñó.
 
Él reza con nosotros y juntos pedimos para que todos encuentren un amigo como nosotros lo somos.
Él quiere lo mejor para nosotros. Podría seguir, pero no alcanzarían todos los espacios para describirlo.
 
Alguna vez, espero, el Espíritu Santo me ilumine y pueda dedicarle algo hermoso
para decirle y demostrarle todo mi agradecimiento por lo que hizo, hace y hará por mí.

¡Ojalá todos tengan un amigo como este!


Lidia María Bertuccio


 
        
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...